Seleccionar página

¿Guantes de cuero retráctiles? ¿Es posible? La respuesta es sí, pero solo con las técnicas adecuadas. Si acaba de comprar un par de guantes de cuero nuevos, pero le quedan un poco sueltos, o si sus viejos guantes de cuero comienzan a estirarse con el tiempo y ya no le quedan bien, está en el lugar correcto para encontrar la solución.

En este artículo te explicaremos paso a paso cómo encoger guantes de cuero. Brevemente, deberá remojar los guantes en agua tibia, apretarlos y esperar a que se sequen por completo. La mayoría de las veces, el agua es todo lo que necesita para encoger los guantes de cuero.

Sin embargo, si ese procedimiento no funciona, tenemos otro método, en el que reemplazará el agua tibia con una solución casera para encoger el cuero. Sumérgete para obtener más información.

Que necesitarás

Puede encoger los guantes de cuero en unos sencillos pasos utilizando lo que ya está disponible en casa. Reúna rápidamente lo siguiente.

tus guantes de cuero

Después de mucho tiempo de uso, comúnmente, los guantes de cuero comienzan a estirarse. Si su par de guantes de trabajo favoritos ya no le quedan bien, no se apresure a comprar unos nuevos inmediatamente. Siempre puedes intentar encogerlos en casa usando solo agua y productos domésticos comunes.

Antes de agarrar sus guantes y pasar al siguiente paso, recuerde limpiarlos a fondo. Esto facilitará el procedimiento de reducción. Si está trabajando con guantes de trabajo de cuero, asegúrese de que no quede suciedad, manchas ni suciedad en la superficie.

agua tibia limpia

Prepare un recipiente grande o palangana con agua limpia y tibia.

Una toalla o paño suave

Debido a que los guantes de cuero se encogen cuando están mojados, necesitará una toalla o un paño suave para exprimir el exceso de líquido. Puedes utilizar una toalla que tengas en casa o incluso una camiseta vieja de algodón. Sin embargo, se prefiere una pieza de tela más absorbente, como algodón, lino y lona.

A veces, todo lo que necesitas es agua para encoger el cuero. Sin embargo, ciertos tipos de materiales de cuero pueden requerir pasos adicionales. Como se dijo, proporcionaremos dos formas de encoger el cuero. Para ejecutar el primero, solo necesitas tus guantes, agua y un paño suave. Puede obtener información sobre el procedimiento en la segunda parte del artículo e intentarlo primero porque es más fácil. Si el cuero no encoge hasta el punto que deseas, sigue adelante y aplica el segundo método, en el que, además de esos tres elementos, necesitarás lo siguiente:

alcohol isopropílico

El alcohol isopropílico está disponible en casi todas las farmacias. Tanto el alcohol isopropílico con una concentración baja o alta de alcohol isopropílico está bien. Solo necesitamos que la concentración sea superior al 70% para encoger los guantes de cuero.

jabón líquido para platos

Cualquier detergente líquido que pueda ser para lavavajillas es adecuado para esta situación. El líquido para lavar platos ayudará a descomponer el aceite en una superficie de cuero, lo que ayuda a tensar las fibras del cuero.

una botella de spray

Las botellas de spray son un artículo doméstico necesario porque se pueden usar para una variedad de propósitos, como limpiar, planchar y regar. En este caso, necesitaremos uno para rociar el líquido sobre la superficie del cuero. Anímate y toma una botella de spray vacía que tengas en casa.

Pasos sobre cómo encoger guantes de cuero

El procedimiento puede no ser difícil, pero toma tiempo. No obstante, te prometemos que vale la pena. Como se mencionó anteriormente, puede usar dos métodos diferentes para encoger el cuero.

Guantes de cuero que se encogen con agua.

Paso 1: Remoje los guantes de cuero en agua

Llene un recipiente grande o palangana con agua tibia. Tenga cuidado de no usar agua caliente ya que el calor puede endurecer y decolorar el cuero. Luego, sumerge los guantes de cuero en el agua durante 5 a 10 minutos. La mayoría de los guantes de cuero cuentan con una fina capa impermeable en la parte superior, por lo que debes revisar periódicamente para asegurarte de que los guantes estén completamente empapados en el agua. Siéntete libre de esperar un poco más si es necesario.

Paso 2: Exprima el exceso de agua

Saca los guantes del agua y apriétalos. Evite estrujar, arrugar o torcer los guantes, ya que hacerlo puede dañar la superficie de cuero. Solo debes apretar suavemente varias veces; no olvide el manguito y las yemas de los dedos.

Paso 3: Apriete una vez más con una toalla

Para exprimir el exceso de agua tanto como sea posible, use una toalla. Coloque la toalla sobre una superficie plana, cubra los guantes con la toalla y luego presiónelos suavemente con las manos. Este paso es necesario porque una vez remojados en agua tibia, las fibras de los guantes se tensan. Si los deja goteando, perderán esa forma apretada y todo su trabajo desaparecerá.

Paso 4: Secar

Ahora que sus guantes están húmedos, déjelos secar al aire. No los cuelgue directamente bajo el sol como tela normal o use un secador de pelo. Recuerde que está secando guantes de cuero y requieren un cuidado especial.

Colócalos planos sobre una superficie sólida y limpia o cuélgalos de una cuerda. Permita que sus guantes se sequen naturalmente en un lugar ventilado. Evite la luz solar directa o el calor externo porque, como se mencionó, el calor puede dañar y endurecer el cuero. Este proceso de secado debe durar al menos unas 24 horas.

Paso 5: Pruébalos

Aquí llega el momento de la verdad. Pruebe a ponerse los guantes de cuero, separe bien los dedos, haga un puño con la mano para ver si le quedan bien. Si no se reducen al nivel que desea, continúe y aplique el segundo método.

Encogimiento de guantes de cuero con alcohol y jabón.

Paso 1: Prepare una solución para encoger el cuero

Primero, haga una mezcla de alcohol isopropílico y agua tibia limpia (partes iguales de cada uno). Nuevamente, el agua solo debe sentirse tibia, no caliente. Después de eso, vierte la mezcla en una botella con atomizador y agrega unas gotas de detergente líquido para platos. Por último, agítalo bien.

El alcohol y el jabón para platos ayudarán a descomponer el aceite de la piel, lo que permitirá que se encoja cuando se sumerja en agua.

Paso 2: rocíe los guantes con soluciones

Rocíe los guantes con una cantidad generosa de solución. Asegúrate de que toda la superficie del cuero esté empapada en la solución; No te olvides de los pliegues y las yemas de los dedos.

Paso 3: Espera

Deberá dejarlos reposar durante unos 5 a 10 minutos.

Paso 4: Exprima el exceso de líquido con una toalla

Rociar no hará que los guantes se mojen, pero también debes exprimir el exceso de líquido de los guantes antes de dejarlos secar. Utilice una toalla para eliminar la mayor cantidad de líquido posible. Recuerde no torcer ni arrugar los guantes.

Paso 5: Seco

Con este método, los guantes no tardarán mucho en secarse por completo. La técnica recomendada para secar los guantes de cuero es colgarlos hacia abajo en una cuerda en un lugar ventilado. Mientras se secan, debes ponértelos y quitártelos de las manos varias veces para mantener su forma y asegurarte de que no se encojan demasiado.

Paso 6: Pruébalos

Si todo salió bien, a estas alturas, sus guantes de cuero deberían quedarle bien ajustados. Si está encogiendo guantes de trabajo de cuero, intente usarlos mientras realiza tareas meticulosas para ver si se siente cómodo y si puede trabajar con precisión con ellos.

Además, aplique acondicionadores de cuero o aceites vitales para cueros para mantener su forma por más tiempo. No olvide hacer evaluaciones cada vez que le causen molestias para que pueda hacer más ajustes más adelante.

Si los guantes todavía están un poco sueltos, no dude en repetir los pasos unas cuantas veces más. Los guantes de cuero pueden encoger más cada vez que realizas estos pasos con ellos.

Conclusión

En conclusión, los guantes de cuero se encogen cuando están mojados, no se limite a tirar los guantes de cuero estirados. Pruebe estas técnicas para encogerlos y recuperar sus guantes bien ajustados. Este procedimiento para encoger guantes de cuero también se puede aplicar a otros artículos de cuero, como chaquetas, botas o pantalones de cuero.

Estamos muy contentos de tener su atención. Si te ha resultado útil este artículo sobre cómo encoger guantes de cuero, no dudes en compartirlo con las personas de tu entorno para que aquellos que lo necesiten puedan obtener la ayuda necesaria. Además, no olvides compartir tus pensamientos en la sección de comentarios. ¡No podemos esperar a saber de usted!