Seleccionar página

Los guantes alimentados por batería o calentados por USB son los mejores productos para mantener las manos cómodas durante el clima helado. Puede recargar fácilmente las baterías, encender y apagar el calor e incluso ajustar la temperatura. Desafortunadamente, un buen par de guantes térmicos puede costar unos pocos cientos de dólares.

Dicho esto, puedes hacer guantes térmicos en casa. El mecanismo de trabajo de tales guantes es bastante simple. En resumen, necesita un par de guantes finos o forros para guantes. Pegue cinta de fibra de carbono sobre ellos. Después de eso, use baterías y cables diminutos para conducir electricidad, generar calor en los dedos y cúbralos con un par de guantes gruesos de invierno.

En este artículo, además de una guía paso a paso sobre cómo hacer guantes térmicos, brindaremos consejos profesionales para una seguridad óptima. ¡Buceo en!

Que necesitarás

Los guantes calentados eléctricamente son completamente seguros de usar si se fabrican correctamente. Las baterías domésticas generan un bajo voltaje que no es peligroso. Puede tocar los cables con las manos desnudas sin sentir nada. Más adelante, lo guiaremos a través de algunos pasos adicionales para obtener la máxima protección, como seleccionar las baterías y los estuches impermeables apropiados.

Sin embargo, tenga en cuenta que trabajar con baterías y cables nunca debe tomarse a la ligera. Siempre ponga su seguridad primero y solo lleve a cabo el procedimiento si está seguro de sus habilidades. Dicho esto, reúna rápidamente lo siguiente para continuar.

Forros de guantes

Obtenga un par de forros para guantes que sean cómodos, transpirables, livianos y que se ajusten perfectamente a sus manos. Recuerda que tienen que ser delgados ya que los cubrirás con alambres y otro par de guantes.

Guantes de invierno

Los guantes de invierno son para cubrir los cables y las baterías. Por lo tanto, asegúrese de obtener un par agradable, cálido y elástico. Dependiendo de sus necesidades, pueden ser guantes de trabajo de algodón, lana o trabajo pesado.

cintas de fibra de carbono

Las cintas de fibra de carbono generarán calor al conducir electricidad. Puede comprar fácilmente la cinta en Amazon o en una tienda local. Pero si solo presiona las cintas en los guantes, no se pegarán por mucho tiempo. En su lugar, consigue un poco de pegamento caliente. Para ahorrar tiempo, puede comprar un kit completo como el kit de pistola de pegamento caliente Gorilla Dual Temp Mini.

Cuatro baterías

Recomendamos utilizar cuatro baterías recargables de iones de litio 18650 de 3,7 V. La carcasa de acero niquelado, la válvula de seguridad automática y el anillo aislante en la parte inferior los hacen a prueba de explosiones y a prueba de fugas. Además, las baterías 18650 son muy estables y duraderas.

Dos soportes de batería

Necesita un portapilas para cada guante, cada portapilas debe tener dos ranuras para pilas. Elija soportes livianos e impermeables que tengan tapas para proteger las baterías. Hoy en día, la mayoría de los soportes tienen cables e interruptores de encendido y apagado.

Si los portapilas que tiene no vienen con interruptores, compre dos resistencias de 1,5 K (o 1/4 W), dos interruptores pequeños y dos luces LED. Luego, en un lado de los soportes, conecte los cables a un interruptor, una resistencia y una luz LED. Después de eso, pégalos en la caja. Finalmente, inserte las baterías e intente cambiar varias veces para ver si el sistema funciona correctamente. La luz LED indicará si la alimentación está encendida o apagada.

Pasos para hacer guantes térmicos

Paso 1: Adhiera la fibra de carbono a los revestimientos de los guantes

En primer lugar, coloque los forros de los guantes sobre la mesa. Luego, pon una pequeña cantidad de pegamento caliente en cada dedo y presiona la cinta de fibra de carbono. Use una pieza de cinta para los cinco dedos. No corte la cinta en pedazos pequeños. Además, tenga cuidado de no mancharse la piel con pegamento caliente.

Paso 2: Conecte las baterías y la cinta de fibra

Ahora, use unas tijeras o una hoja de afeitar para quitar alrededor de 1/4 de pulgada de la capa protectora de plástico que cubre el cable. Después de eso, pegue el cable pelado en un extremo de la cinta de fibra.

Paso 3: prueba los guantes

¡Tus guantes térmicos caseros están listos! Puede insertar las pilas en los soportes. Enciéndelo y espera un par de minutos a que se calienten. Finalmente, intente ponerse los forros de los guantes y rellénelos con los guantes de invierno. Recuerde cerrar bien las tapas de los soportes y colocarlos debajo de las muñecas.

Conclusión

Hacer guantes calientes en casa resulta bastante sencillo. Aunque las baterías son resistentes al agua, evite usar estos guantes bajo la lluvia o mientras practica deportes acuáticos para obtener la máxima seguridad.

¿Te divertiste siguiendo el tutorial sobre cómo hacer guantes térmicos? Por favor comparte tus resultados en la sección de comentarios. Será emocionante ver tu proyecto de bricolaje. ¡Hasta entonces!