Seleccionar página

Después de un período de uso, sus botas de trabajo se cubrirán de suciedad y aceite. es inevitable Para ser honesto, solía retrasar la limpieza de las botas de trabajo hasta el último minuto. Pero cuando están limpios y pulidos, cada día en el trabajo se siente más fresco y productivo. La limpieza regular ha cambiado por completo mi experiencia con las botas de trabajo incómodas.

He estado usando botas de trabajo durante años, aprendí la forma más rápida y efectiva de lavarlas. En primer lugar, lave la plantilla por separado y limpie el interior con una solución de limpieza. Luego, lava el exterior de las botas con un limpiador de cuero y un cepillo de dientes. Después de eso, limpie toda la espuma de las botas y déjelas secar al aire. Los pasos opcionales son rociar un desodorante para zapatos y aplicar un acondicionador de cuero.

Pero, ¿qué soluciones de limpieza debes usar? ¿Cuáles son las técnicas para limpiar el cuero de manera efectiva sin dañarlo? Sumérjase en una guía paso a paso sobre cómo limpiar las botas de trabajo.

Que necesitarás

Cuando se usan y mantienen de la manera correcta, las botas de trabajo pueden ser muy duraderas. Si tienes unos cuantos pares de botas de seguridad y les das un buen uso, vale la pena invertir en productos especiales para el cuidado de las botas. Reúna rápidamente lo siguiente para continuar.

1. Tus botas de trabajo

Sin duda necesitará sus botas de trabajo. Adelante, agárralos. Cuando tengas las botas, considera qué tan profundo quieres limpiarlas. En algunas situaciones, todo lo que necesitas es limpiar las botas con un paño húmedo y un jabón suave. El procedimiento que vamos a proporcionar es para una limpieza profunda. Recomendamos hacerlo solo una vez cada tres a seis meses. Demasiada limpieza puede dañar y acortar la vida útil de las botas.

Además, lea la etiqueta de cuidado en los zapatos. La etiqueta indicará si los productos son lavables a máquina o no. Pero la mayoría de las veces ese no es el caso, ya que el cuero puede dañarse fácilmente en la lavadora. Además, nuestro procedimiento no es para ningún producto específico. Tenga cuidado de evitar cualquier paso que no esté alineado con la etiqueta de cuidado de sus botas.

2. Un limpiador de cuero

Algunos productos domésticos como el vinagre y el alcohol para frotar se pueden usar para limpiar el cuero. Pero son solo una solución rápida, no a largo plazo. Esto se debe a que los productos de limpieza de cuero, como el jabón para sillas de montar, están diseñados para limpiar de manera más efectiva mientras humectan el cuero. Sin un limpiador adecuado, el cuero puede verse mal con bastante rapidez.

Los limpiadores de botas de trabajo vienen en una variedad de formas, como líquidos, botellas con atomizador o barras de jabón. Todos ellos funcionarán bien. Algunos productos de limpieza de cuero populares son el jabón para monturas Fiebings, el jabón para monturas Bickmore y el limpiador de cuero Lexol.

3. Un cepillo suave para zapatos o un cepillo de dientes

Necesitas un cepillo para deshacerte de la suciedad de las botas. Asegúrese de que el cepillo sea suave para que la superficie de cuero no se dañe. Un cepillo para zapatos es lo más ideal. Pero si no tienes uno, un cepillo de dientes puede ser un buen reemplazo.

4. Tela

Cualquier tipo de tela funcionará. Pero si desea acelerar el proceso, tome varias piezas de tela sin pelusa mientras está en la tienda. Básicamente, es un tipo especial de paño de limpieza que no deja pelusas ni pelusas. Este tipo de paño hará que la limpieza de las botas sea más fácil y rápida.

5. Detergente suave

Prepara un detergente suave para lavar el interior de las botas. Dado que esta parte del zapato suele estar hecha de tela, gomaespuma o polímero celular, no puede usar limpiadores de cuero.

6. Un desodorante en spray

Esto es opcional pero muy recomendable. Después del lavado, sus botas no permanecerán sin olor por mucho tiempo sin desodorantes en aerosol. Además, la aplicación diaria de desodorantes en aerosol ayudará a absorber la humedad, eliminar los olores y hacer que las botas sean más cómodas. Es un producto imprescindible para los usuarios de botas de trabajo pesado.

7. Un acondicionador de cuero

El cuero naturalmente se verá opaco con el tiempo. Un acondicionador de cuero lo hace instantáneamente más pulido y agradable. Además, protege el cuero de grietas y daños.

Recuerde que una vez agrietado, el cuero perderá su forma y sus funciones de seguridad. Por ejemplo, si la superficie de cuero de las botas impermeables se agrieta, el agua se filtrará fácilmente. Los acondicionadores de cuero son imprescindibles para mantener las botas en la mejor forma.

Pasos para lavar las botas de trabajo

Paso 1: Limpiar el interior de las botas

Como se mencionó anteriormente, nuestro procedimiento es para una limpieza profunda. Por lo tanto, comenzaremos por limpiar el interior de las botas. Puede tomar hasta un día para que el interior se seque completamente al aire. Solo haz esto si no necesitas tus botas al día siguiente.

En primer lugar, saca las plantillas si tus botas tienen plantillas separadas y lávalas a mano con un detergente suave. Luego, haz una mezcla de detergente y agua. Remoja un paño en la solución y frótalo contra el interior de las botas. No olvide las áreas difíciles de alcanzar como la punta de los dedos de los pies. Después de eso, use un paño limpio y húmedo para eliminar todos los residuos de jabón. Finalmente, límpielo con un paño seco para eliminar la mayor parte de la humedad.

Paso 2: limpia el exterior de las botas

Antes de aplicar el limpiador de cuero, tómese su tiempo para eliminar la suciedad y el polvo de la superficie de las botas. Utilice un paño seco o un cepillo de dientes suave. El cuero viejo y elástico se puede dañar más fácilmente. Si está trabajando con botas viejas, use un paño suave en lugar de un cepillo de dientes.

Ahora, puedes aplicar el limpiador. Si elige un limpiador líquido en aerosol, continúe y rocíelo por todas las botas. Si opta por jabones líquidos o en barra, cubra un cepillo de dientes húmedo o un cepillo para zapatos con jabón. Luego, frótalo suavemente contra la superficie del cuero con movimientos circulares.

Siempre recomendamos movimientos circulares cuando se trata de limpiar el cuero porque puede formar una espuma espumosa y proteger el cuero de los rayones. Aplique más jabón a medida que avanza. No te olvides de las suelas. Cuando las botas estén limpias, use un paño húmedo para limpiar la espuma restante.

Además de ayudar con la limpieza, los limpiadores de cuero también nutren e hidratan las botas. Deberían verse pulidos e impecables a estas alturas.

Paso 3: Secar

No exponga sus botas a ninguna fuente de calor externa ya que el calor puede deshidratar y agrietar el cuero. En su lugar, déjelos secar al aire en un lugar fresco y ventilado. Para mantener la forma de las botas, es mejor colgarlas boca abajo mientras se secan.

Si limpia tanto el interior como el exterior, el proceso de secado puede demorar hasta un día. Si te saltas los pasos para limpiar el interior de las botas, solo tardarán de dos a tres horas en secarse por completo.

Paso 4: Rocíe el desodorante para zapatos

Como se dijo, los desodorantes son cruciales para mantener las botas libres de olores y transpirables. En caso de que no tenga desodorantes para zapatos, el talco para bebés puede hacer el trabajo. Debes rociar el desodorante dentro de los zapatos.

Además de aplicar el desodorante después de la limpieza profunda, recomendamos usarlo diariamente antes de calzarse. Ayudará a reducir la acumulación de sudor, olor y piel muerta. Por lo tanto, no necesitará lavar las botas con tanta frecuencia.

Paso 5: Aplicar el acondicionador de cuero

Tus botas no estarán limpias por mucho tiempo si no usas acondicionadores de cuero. Recuerde que las botas deben estar completamente secas antes de aplicarlas.

Aplica el acondicionador en las botas con un paño limpio y seco con movimientos hacia abajo. Use una cantidad decente de producto y limpie el exceso en el camino. Algunas botas cuentan con costuras en relieve, debe asegurarse de que el acondicionador esté bien distribuido en las áreas ásperas. Para llegar al cuero a lo largo del borde de las botas, puede usar un cepillo de dientes suave para aplicar suavemente el producto.

Si lo desea, puede pulir el cuero. Después de aplicar el acondicionador y deshacerte de todo el exceso, usa un paño limpio o un cepillo para zapatos para pulir constantemente la superficie de un lado a otro. Este paso de pulido solo toma dos minutos. Pero permitirá que el betún se hunda más profundamente y permanezca más tiempo, manteniendo el calzado limpio durante un período prolongado.

Una vez hecho esto, sus botas deben lucir brillantes y sin imperfecciones. Con la capa acondicionadora, la suciedad y el polvo no podrán adherirse a la superficie. También protege el cuero del sol, la humedad y otros elementos.

Conclusión

Con cinco sencillos pasos sobre cómo limpiar las botas de trabajo, le garantizamos que volverá a tener sus botas nuevas. El calzado resistente puede requerir un poco de esfuerzo adicional para mantenerlo. Sin embargo, son para su seguridad y comodidad. Las técnicas de limpieza adecuadas ayudan a prolongar la vida útil de las botas y mejoran su nivel de comodidad. No culpe a sus botas de trabajo sucias y sucias por las molestias en los pies. Cuídalos y ellos cuidarán de tus pies.