Seleccionar página

Cuando se trata de hacer guantes para actividades al aire libre, se prefiere la piel de venado a otros materiales lujosos como el pecarí o el carpincho. Se debe al color natural de los materiales, la destreza, la flexibilidad y la durabilidad. Un buen par de guantes de piel de venado puede sentirse como una segunda piel, ofreciendo comodidad y libertad de movimiento a tus dedos.

Sin embargo, la suavidad de la piel de venado la hace vulnerable cuando se expone a la intemperie y al agua. El material requiere una atención adicional para seguir siendo deslumbrante. No te preocupes; te tenemos cubierto No se necesitan productos caros para cuidar el cuero de piel de venado. Todo lo que necesita es un procedimiento adecuado.

En primer lugar, eliminar los aceites, grasas y manchas con productos adecuados. Luego, seque el jabón, espere a que los guantes se sequen por completo y limpie el interior si es necesario. Finalmente, aplique un acondicionador de cuero de piel de venado y acostúmbrese a limpiar adecuadamente los guantes cada tres meses.

Para obtener una guía paso a paso sobre cómo limpiar guantes de piel de venado y trucos de limpieza con talco para bebés y maicena, ¡sumérjase!

Que necesitarás

Detergente suave

Aunque se puede usar cualquier detergente suave para limpiar la piel de venado, el jabón para sillas de montar es la mejor opción. Contiene jabón suave, suavizante y cera de abejas. Estos ingredientes ayudan a limpiar, acondicionar y evitar que el cuero se agriete. Si elige un jabón suave, recuerde evitar los antibacterianos o los muy perfumados.

Talco para bebés o maicena

Los principales problemas que provocan la suciedad de los guantes de piel de venado son los aceites y las grasas. Frotar estas manchas grasosas con jabón solo las empujará más hacia el cuero. En su lugar, use talco para bebés o almidón de maíz. Son productos para el hogar que pueden absorber suavemente el aceite sin resecar el cuero.

Tenga en cuenta que no todos los guantes de piel de venado se pueden tratar con una eliminación de manchas de bricolaje. Lea atentamente la etiqueta de los guantes antes de continuar. Evite este paso si no cumple con la recomendación del fabricante.

paño suave y cepillo

Necesitará algunos paños y un cepillo de cerdas suaves para quitar las manchas y las grasas. Recomendamos paños de microfibra o almohadillas aplicadoras.

acondicionador de cuero

Por último, pero no menos importante, un acondicionador de cuero es vital para mantener la forma superior de las pieles de venado.

Pasos para limpiar guantes de piel de venado

Muchas marcas hacen que sus guantes de piel de venado se laven a máquina. Si sus guantes no tienen suciedad ni manchas y vienen con la etiqueta lavable a máquina, puede ponerlos en la lavadora. Coloque los guantes en una bolsa para ropa, use un detergente suave y elija un ciclo suave para una limpieza rápida.

No obstante, sugerimos lavar los guantes a mano con los siguientes pasos para eliminar todas las bacterias, especialmente los guantes de trabajo.

Paso 1: Eliminar los aceites y grasas

Si se trata de guantes de trabajo pesados, primero humedezca el cepillo suave y utilícelo para frotar ligeramente la suciedad. No frote demasiado fuerte o dañará el cuero de piel de venado. Luego, aplique una cantidad decente de talco para bebés o almidón de maíz en las manchas aceitosas y grasosas. Deje reposar las manchas durante unas horas antes de limpiar el polvo con un paño limpio.

Paso 2: Elimina las manchas

Haz una mezcla de jabón suave y agua. Humedece una almohadilla aplicadora o un paño con la mezcla y aplícalo sobre las manchas. No dejes que la tela se moje demasiado. No querrás que el cuero de piel de venado se moje demasiado.

Paso 3: seque el jabón

Luego, use un paño limpio y seco para secar el jabón en la superficie del cuero. Vuelva a aplicar la mezcla si las manchas no se eliminan por completo. No te impacientes y empápalos en agua. Puede hacer que sus guantes estén empapados y estirados.

Paso 4: Seca los guantes

No deje los guantes blandos y cuélguelos. Más bien, colóquelos entre dos toallas y exprima suavemente cualquier exceso. No retuerza ni muñequee los guantes. Finalmente, cuélgalas verticalmente para que se sequen en un lugar fresco y ventilado. Déjalos secar naturalmente. Nunca aplique fuentes de calor externas al cuero.

Paso 5: limpia el interior si es necesario

Si desea limpiar el interior, continúe y dé la vuelta a los guantes. Luego, frote la superficie con la misma mezcla, seque el jabón, exprima la humedad y déjelos secar al aire.

Paso 6: Aplicar acondicionador de cuero

A diferencia de otras pieles, la piel de venado rara vez se somete a procedimientos de teñido. El material es bien conocido por su hermoso color natural. Nunca querrás arruinar eso usando los productos incorrectos. Algunos acondicionadores pueden oscurecer o decolorar el cuero. Necesitas probarlo antes de aplicar. Ponga una pequeña cantidad del acondicionador en un paño blanco y pruebe el parche.

Déjalo reposar por un tiempo y verifica si hay decoloración u otros efectos negativos. Si no hay ninguno, usted es bueno para ir. Siga las instrucciones del producto y aplique el acondicionador de cuero en el exterior de los guantes.

Paso 7: Hazlo un hábito

Con las técnicas adecuadas de limpieza y mantenimiento, es posible que se sorprenda de lo duraderos que son los guantes de piel de venado. Acostúmbrate a limpiar a fondo y aplicar acondicionador a tus guantes de cuero al menos cada tres meses. No espere hasta que se ensucien tanto o su piel se sienta irritada.

Además, aquí hay algunos consejos útiles para prolongar la vida útil de los guantes:

  • Si detecta rasguños y desgastes en los guantes, es mejor tratarlos de inmediato. Se puede utilizar un producto que contenga lanolina emulsionada como ingrediente principal para tratar tales daños. Aplique una cantidad decente de lanolina en un paño suave y páselo por las áreas dañadas. Si lo hace, evitará que los arañazos se propaguen.
  • Si sus guantes de piel de venado se mojan accidentalmente en agua, absorba rápidamente toda la humedad con una toalla. Después de eso, déjelos secar al aire y aplique un acondicionador de cuero. El acondicionador ayudará a que la piel de venado recupere la humedad y la suavidad perdidas.

Conclusión

Las cualidades únicas hacen del cuero de venado un material superior. Por lo tanto, asegúrese de brindarles la atención que necesitan. Además, puede limpiar fácilmente sus guantes de piel de venado con solo unos pocos productos para el hogar.

Si encuentra útil este tutorial sobre cómo limpiar guantes de piel de venado, ayúdenos a compartirlo con otros. No dude en hacérnoslo saber si tiene más preguntas. ¡Gracias por leer!