Seleccionar página

A pesar de las increíbles funciones protectoras de las botas con punta de acero, pueden ser problemáticas y tortuosas en las primeras semanas. Es por eso que un período de rodaje es crucial antes de usarlos para trabajar y realizar tareas de alto riesgo. Por lo general, las botas tardan hasta tres semanas en adaptarse a sus pies. ¡Pero no te preocupes! Proporcionaremos todos los trucos para que este período sea rápido y sin dolor.

El adiestramiento de botas con punta de acero comienza con botas bien ajustadas. Si sus zapatos no calzan correctamente, se sentirán incómodos independientemente de sus métodos de adaptación. Una vez que tenga los zapatos adecuados, úselos en el interior durante una o dos semanas. Luego, combínalos con calcetines con punta de acero y sal al aire libre por otra semana. Existen varias técnicas para aliviar la dureza, como masajear el cuero, doblar las suelas y guardar las botas en las hormas.

Sin un acondicionamiento adecuado, las botas con punta de acero pueden lastimar sus pies antes de que puedan protegerlos. Por lo tanto, sumérjase en una guía paso a paso sobre cómo domar botas con punta de acero.

Que preparar

Antes de amoldar las botas con punta de acero, asegúrese de que le queden bien. Puede consultar nuestro tutorial sobre cómo deben quedar las botas de trabajo. Si los zapatos no tienen la forma correcta para sus pies a lo largo y a lo ancho, no hay mucho que pueda hacer para corregir el calce. Tómese su tiempo para asegurarse de que tiene el tamaño exacto.

Además, diagnostique los problemas que está teniendo con las botas. ¿Es la lengüeta, el talón o la suela? ¿La puntera de seguridad corta o golpea tus pies? En este artículo, nos enfocamos en tratar con la tapa de seguridad de acero. Si su problema está relacionado con la parte superior o las suelas, siempre puede consultar otras publicaciones en nuestro sitio web. Aparte de eso, prepara lo siguiente:

1. Calcetines con punta de acero

Cualquier buen calcetín puede hacer que su experiencia con botas resistentes sea mucho más cómoda. Pero los calcetines diseñados para zapatos con punta de seguridad son los mejores para amoldar rápidamente las botas con punta de acero.

El peso adicional de una tapa de acero no necesariamente pesa sobre sus pies, pero puede hacer que la bota pese alrededor de una libra más que las normales. Esta pesadez puede hacer que las gorras rocen los dedos de los pies al caminar y desgastar los calcetines con bastante rapidez.

Los calcetines con puntera de acero vienen con refuerzo de fibra de Kevlar en las áreas de la puntera y el talón, brindando amortiguación y resistencia a la abrasión. Además, la puntera y el talón acolchados proporcionarán protección adicional en caso de impactos, cortes o pinchazos. Tenga en cuenta que los calcetines están disponibles en muchos tamaños, tenga cuidado de obtener su tamaño correcto.

2. Crema de cuero o aceite de visón

La crema para cuero o el aceite de visón suavizarán el cuero para que se amolde a tus pies. Además, ayudarán a proteger las grietas del cuero, que pueden aparecer en las áreas de la puntera. Tenga cuidado porque el aceite de visón puede oscurecer el cuero de color claro. Si se trata de botas de tonos suaves, lea atentamente la etiqueta de los productos para el cuidado del cuero antes de comprar.

3. Vendajes

Pueden ocurrir pellizcos o ampollas durante el período de rodaje. Tenga algunos vendajes a mano, para que pueda proteger las partes de los pies que le duelen. No ignore las ampollas o rasguños en la piel. Es posible que solo sientan picazón al principio. Pero si no se atienden, pueden infectarse y propagarse a otras áreas.

Pasos para romper las botas con punta de acero

Paso 1: Aprieta bien los cordones

Para comenzar, tenga cuidado de atarse los zapatos correctamente. Cuando se pone por primera vez un par de botas de trabajo para trabajos pesados, las lengüetas se sienten muy firmes y rígidas, especialmente las que tienen fuelle y forro de Gore-Tex. Desea apretar los cordones cómodamente, pero no con fuerza. Tenga cuidado de doblar la lengüeta correctamente para que no roce contra el puente y provoque rozaduras.

Si está domando botas de trabajo sin cordones, no tiene que preocuparse por la lengüeta. Pero no tire de ellos con agresividad para ponérselos o dañará la piel. Tomará de dos a tres semanas para que sus pies se deslicen fácilmente.

Paso 2: use las botas con punta de acero en la casa

Combine los zapatos con sus calcetines y almohadillas regulares y úselos en el interior durante unas horas cada día. Siéntase libre de continuar con sus tareas diarias, pero evite llevar cargas pesadas. Caminar y pararse con las botas son los mejores métodos para entrenarlas para que se adapten a la forma de su pie.

Después de varios días, es posible que notes que el cuero y las suelas están más suaves. Ahí es cuando te quitas los cordones, doblas suavemente las botas hacia adelante y hacia atrás con las manos, masajeas las partes rígidas de cuero y vuelves a atar los zapatos.

Debe repetir este procedimiento durante una o dos semanas. Recuerde usar las botas solo en interiores para que pueda quitárselas cuando se sientan demasiado incómodas. Puedes usar hormas para guardar las botas por la noche para acelerar el proceso. Además, si aparecen heridas, manchas rojas o rasguños, coloque inmediatamente un vendaje en las áreas.

Paso 3: combínalos con calcetines con punta de acero

Ahora que sus pies están acostumbrados a las botas, combínelos con calcetines con punta de acero y salga al aire libre. Una vez que esté acostumbrado a caminar con ellos, intente trotar. No hay necesidad de pasar mucho tiempo haciendo esto.

Puede usar las botas durante dos o tres horas, darles un descanso y regresar después de un par de días. No olvide ponerse de pie en varias posiciones para amoldar bien las botas. Puede levantar el talón, inclinarse hacia adelante, pararse de puntillas y balancear los pies de lado a lado.

Los calcetines con punta de acero deben amortiguar las áreas de los dedos, permitiendo que sus pies estén cómodos con las botas pesadas. Si tiene más de un par de calcetines, cámbielos regularmente. Cambiar los calcetines durante este período ayudará a que las botas se estiren y se ajusten a diferentes grosores de calcetines. Después de dos o tres semanas de ablandar las botas de trabajo, puede usarlas para trabajar.

Paso 4: Cuida bien tus botas

El mantenimiento es clave para ayudar a que sus botas envejezcan con gracia y duren más. Por lo tanto, vuelva a aplicar acondicionador de cuero periódicamente. Durante el período de rodaje, aplique la crema para cuero cada vez que detecte una grieta para evitar que se expanda. También puedes frotar aceite de visón en las partes de cuero duro para ayudar a suavizarlas.

Sin embargo, la mejor forma de domar una bota de cuero es usándola. No debes depender demasiado de productos externos para suavizar el cuero. Mire este video para obtener explicaciones completas de cada paso:

Conclusión

Un tamaño de bota le queda bien a muchas personas, pero un par de botas que usted ha amoldado adecuadamente no le quedarán bien a nadie más que a usted. Se amoldan perfectamente a la forma única de tu pie. Como último recordatorio, acostumbrarse rápidamente a las botas de trabajo no es tan importante como mantener los pies cómodos.

Para resumir este artículo sobre cómo domar botas con punta de acero, tómese el proceso con calma y proteja sus pies con calcetines acolchados si es necesario. Siempre que sea diligente y consistente con los pasos proporcionados, eventualmente romperá esas botas resistentes y resistentes. No dude en comunicarse si necesita más consejos. Atenderemos sus preguntas tan pronto como podamos. ¡Hasta entonces!