Seleccionar página

Dominar los guantes de trabajo de cuero es importante si desea que brinden un rendimiento excelente y muestren todo su potencial. Afortunadamente, no es tan difícil encontrar formas de romper los guantes de trabajo de cuero. De hecho, hay varios métodos que puede usar para romperlo y suavizarlo.

Los mencionados aquí también son versátiles y flexibles. Esto significa que puede optar por usar o aplicar cada uno individualmente o en conjunto. Las siguientes son solo algunas de las cosas que puede hacer cuando planee amoldar sus guantes de trabajo de cuero.

Cómo romper los guantes de trabajo de cuero

#1 Aplicar aceite de cuero

Una de las soluciones más utilizadas para romper los guantes de trabajo de cuero es el aceite para cuero. Lo bueno de este tipo de aceite es que no solo suaviza o rompe el material de cuero. También es efectivo para hacer que los guantes de cuero sean lo más impermeables posible. La capacidad de este aceite para impermeabilizar los guantes es en realidad una ventaja.

Para aplicar el aceite, consigue un cepillo rígido. Úselo para aplicar el aceite en los guantes cada tres a seis meses. Esto puede ayudar a permitir que el aceite sature completamente los guantes de trabajo. Sin embargo, una cosa para recordar es que, dado que el guante se saturará de aceite, existe una gran posibilidad de que se oscurezca.

Esto también podría causar que el material tenga algo de olor, pero tenga la seguridad de que esto solo será por un período corto. También es necesario volver a aplicar el aceite en los guantes de trabajo. Una señal que indica que es hora de hacerlo es si el agua deja de gotear del material de cuero.

#2 Poner un poco de humedad

También puedes romper los guantes de cuero poniendo un poco de humedad. Sin embargo, al realizar este método, debe recordar que la humedad excesiva puede tener un impacto negativo en el material de cuero. Lo que se requiere es solo un poco de humedad para que el cuero se estire y se vuelva más suave.

Para agregar un poco de humedad a los guantes y luego romperlos, humedézcalos permitiendo que un poco de agua limpia se absorba a través del material de cuero. Asegúrese de que esto no provoque que los guantes se mojen demasiado. Después de eso, obtenga periódicos apretados y luego rellene sus guantes con ellos.

Guarde sus guantes en un área seca y déjelos reposar allí. Tu objetivo es dejar que los guantes se sequen gradualmente usando calor indirecto. No utilice un secador de pelo para secar los guantes. Esto se debe a que esto solo podría hacer que el material de cuero se seque demasiado, lo que provocará grietas y daños. Deje que se seque por completo durante un mínimo de un día.

#3 Usa aceite de visón

También tiene otra oportunidad de romper y suavizar sus botas de trabajo de cuero si usa aceite de visón. Para aprovechar esta solución, solo necesita frotar el aceite en la superficie de los guantes. Una de las razones por las que el aceite de visón es efectivo para romper los guantes de trabajo es que contiene un ácido natural, que sirve como componente suavizante.

Es posible acceder al aceite en varias tiendas de artículos deportivos y artículos de cuero. Simplemente revise el empaque del aceite para ver algunas instrucciones sobre cómo aplicarlo. Después de eso, use un paño limpio para pulirlo y secarlo. Al igual que la solución anterior, esto podría hacer que el material de cuero se oscurezca un poco.

Por lo tanto, es recomendable utilizar este aceite primero en las partes menos visibles de los guantes. Esto puede ayudarlo a probar sus resultados antes de usarlo para tratar los guantes de trabajo completos.

#4 Aprovecha el alcohol isopropílico y el acondicionador para cuero

También puede usar el alcohol isopropílico o el acondicionador de cuero para ablandar los guantes de trabajo. El alcohol isopropílico es en realidad una solución excelente cuando se trata de suavizar los guantes de trabajo. Lo bueno de esto es que es fácil de usar. Todo lo que tiene que hacer es poner el alcohol en la superficie exterior de los guantes de trabajo de cuero.

Solo asegúrate de hacer esta técnica cada seis meses. Aplicar el alcohol dentro de la frecuencia prescrita puede ayudar a acostumbrarlo al principio y garantizar que mantenga un alto nivel de destreza, comodidad y versatilidad.

El acondicionador de cuero, por otro lado, es de gran ayuda si desea que sus guantes de trabajo duren varios años. Simplemente invierta en un acondicionador de cuero que esté disponible comercialmente y aplique un poco en los guantes. Alternativamente, puede aplicar jabón para sillas de montar, que funciona como un excelente sustituto del acondicionador de cuero.

#5 Trátalo con silicona

También puede romper sus guantes de cuero con un tratamiento de silicona. Lo bueno de este tratamiento es que agrega más resistencia al agua a sus guantes de trabajo. Aplicar la cantidad recomendada del mismo para finalmente romperlo.

Además de su eficacia para ablandar los guantes, también encontrará útil esta solución para agregar resistencia al agua en la superficie. Esto es de gran ayuda cuando se trata de usarlo en ambientes con lluvia ligera a fuerte o lugares con humedad.

#6 Evita usar agua caliente

Algunos pueden recomendar usar agua caliente para romper los guantes de béisbol. Sin embargo, esto no funcionará con los guantes de trabajo de cuero, por lo que debe evitar usarlos tanto como sea posible si desea amoldar correctamente el artículo. Esto se debe a que el agua caliente tiende a dañar el revestimiento impermeable y el material utilizado en el cuero.

Aparte de eso, también tiende a debilitar las características protectoras integradas en el guante. Estos incluyen la costura de Kevlar y la protección contra impactos TPR. Además del agua caliente, también debe evitar el uso de ungüentos y líquidos para el descanso.

Esto se debe a que el uso de estos artículos puede requerir que sumerja los guantes completamente en los líquidos. Si lo hace, podría dañar las características de seguridad y robustez a largo plazo de los guantes. Esto es algo que debe evitar si desea que sus guantes de trabajo de cuero se domen correctamente sin causarles ningún daño.

Conclusión

Además de las soluciones sobre cómo domar los guantes de trabajo de cuero mencionadas en este artículo, es recomendable usarlo con la mayor frecuencia posible. Debe usarlo con la mayor frecuencia posible para estirarlo, lo que le permite moldearse naturalmente a la forma real de sus manos. Además, intente buscar el par de guantes de trabajo más cómodos tanto como sea posible.

Tenga en cuenta que algunos guantes de trabajo de alta calidad, incluso si son nuevos, en realidad se sienten como si ya estuvieran rotos. Solo es cuestión de encontrarlos. Necesita un guante de trabajo de alta calidad para que pueda usarlo de inmediato para realizar tareas precisas y al mismo tiempo obtener la protección adecuada contra diversos peligros, como impacto de fuerza, abrasiones, pinchazos y cortes.