Seleccionar página

Principalmente hecho de piel animal, el cuero es un material común que se usa en guantes de trabajo construidos para ser suaves y flexibles al deshacerse del cabello de la piel y luego broncearlo. El problema con esto es que puede volverse duro si no se lubrica regularmente.

El material también podría agrietarse o romperse si permanece duro. Por eso, es recomendable aprender un par de cosas sobre cómo suavizar los guantes de trabajo de cuero si tiene uno. Lo bueno de suavizar los guantes de cuero utilizando los métodos y técnicas correctos es que puede garantizar que seguirán estando en su forma perfecta durante mucho tiempo.

Tenga en cuenta que, a pesar de la durabilidad garantizada del cuero, aún debe suavizarlo para asegurarse de protegerlo contra daños por clima severo. Es porque cuando los aceites naturales presentes en este material se secan, pueden provocar su fragilidad y la formación de grietas.

Estas son algunas de las soluciones más comunes y fáciles de usar para suavizar los guantes de trabajo hechos de cuero y cómo puede aprovechar cada una.

Cómo suavizar guantes de trabajo de cuero

#1 Aceites Naturales

Algunos de los aceites naturales que puede usar para suavizar el cuero que se usa en los guantes de trabajo son el aceite de coco, el aceite de aguacate, el aceite de almendras, el aceite de oliva y el aceite de jojoba. Antes de usar el aceite, asegúrese de poner los guantes de cuero al aire libre, preferiblemente cuando sea un día soleado. Déjalo allí durante unos diez minutos. Esto es importante para abrir los poros de los materiales.

Prepare los materiales, como los aceites naturales mencionados anteriormente. Tenga en cuenta que sus opciones no se limitan a las mencionadas. En realidad, puede usar cualquier aceite natural diseñado para funcionar como suavizante de la piel. Si es posible, elige el aceite con un olor que te guste para que disfrutes del olor resultante.

Sin embargo, manténgase alejado de los aceites hidrogenados químicamente, como el maíz y los aceites vegetales comerciales. Una vez que haya hecho su elección, frótela en los guantes de cuero. Puede hacerlo sumergiendo los dedos en él primero y luego frotándolo suavemente en la superficie.

Agregue varias capas de aceite, para que pueda disfrutar de mejores efectos suavizantes. Tenga en cuenta que aplicar más aceites también da como resultado que el cuero se vuelva más suave. Tenga la seguridad de que los aceites no dañarán el material sin importar cuánto haya aplicado. Después de la aplicación, deje que el aceite se seque.

Tenga en cuenta que este proceso hará que el material de cuero se oscurezca un poco. A pesar de eso, puede quitar la rigidez de los guantes de cuero. Suavizará el material y lo hará más cómodo de llevar. Si aún no está satisfecho, lo que significa que no obtiene el nivel de suavidad que desea, repita el proceso de aplicación del aceite.

No olvides aplicar el aceite de manera uniforme para evitar que el color de tus guantes se vuelva desigual. Si hace esto correctamente, notará instantáneamente que sus guantes de cuero se ablandan, haciéndolos mucho más fáciles y convenientes de usar en el lugar de trabajo.

#2 Acondicionador de cuero dedicado

Una de las cosas que puede hacer el acondicionador de cuero dedicado es que fortalece el material de cuero utilizado para los guantes de trabajo. También proporciona una solución duradera. Sería mejor buscar un acondicionador de cuero específico, que tenga la capacidad de penetrar el material de cuero en un nivel más profundo.

También debe ser capaz de bloquear grasas lubricantes, como los acondicionadores de aceite a base de un animal. Evite el uso de acondicionadores grasos. También debe mantenerse alejado de mezclas o soluciones que contengan petróleo. Es porque tienden a debilitar el material de cuero. Para usar, consulte las instrucciones especializadas indicadas en la tina o botella.

Aplica el acondicionador de cuero rociándolo, frotándolo o esparciéndolo en los guantes. Deje que se empape. Luego debe permitir que el material se seque antes de usarlo. Una vez que haya usado los guantes de cuero, use un paño húmedo para lavar la suciedad antes de acondicionarlos.

Trabajos de acondicionamiento frecuentes para suavizar los guantes de trabajo de cuero. Solo asegúrese de observar también los efectos del medio ambiente en la estructura del material de cuero. Esto se debe a que varios tipos de cuero también varían en términos de cómo reaccionan a los productos químicos, así como en su fuerza y ​​resistencia al agua.

Si se hospeda en un lugar seco y planea usar los guantes en ese lugar, debe considerar tratar el material cada dos semanas con este acondicionador. Si usa los guantes con frecuencia en ambientes fríos y con nieve, un tratamiento una vez por semana es suficiente.

Evite acondicionar los guantes de trabajo de cuero delgados y viejos con más frecuencia de lo recomendado, ya que esto podría provocar que se descompongan más rápido de lo normal.

#3 Crema de afeitar

También es posible suavizar los guantes de trabajo de cuero con la ayuda de crema de afeitar. Tome un paño húmedo y suave y luego rocíe un poco de crema de afeitar sobre él. El paño solo debe estar ligeramente húmedo. No debe estar demasiado húmedo, ya que podría dañar la superficie de la piel.

Simplemente frota el paño con la crema de afeitar en tus dientes. Haga esto con un movimiento de ida y vuelta y siga el grano de los materiales de cuero. Comenzará a suavizar los guantes una vez que la crema haya sido absorbida por completo. Si es necesario, aplique la crema una vez más.

No rocíe la crema directamente sobre el material. Si es posible, solo aplique una cuarta parte del tamaño de la misma. Esto es suficiente para suavizar los guantes sin dañarlos.

#4 Lanolina

También es posible suavizar los guantes de trabajo de cuero humectándolos con lanolina. Puede encontrarlo en varios sitios de belleza y farmacias en línea. Una cosa que debe saber sobre la lanolina es que tiene una cera natural, que es útil para suavizar el cuero. Incluso actúa como un humectante eficaz para la piel.

Ponga un poco de lanolina en un paño suave y seco. Frote esto en la superficie de cuero. Tenga en cuenta que este producto viene con un poco de composición cerosa, lo que hace que deje algunos residuos.

Si esto sucede, use un paño limpio para pulir el área afectada con movimientos horizontales y lineales. Evite aplicarlo con un movimiento circular, ya que podría causar que se formen marcas visibles. Estas marcas son bastante difíciles de borrar o eliminar.

Además, consulte esta guía para encontrar la forma correcta de limpiar los guantes de trabajo de cuero.

#5 Vaselina y alcohol isopropílico

También tiene una mejor oportunidad de suavizar sus guantes de trabajo de cuero usando vaselina y alcohol isopropílico. Lo que tienes que hacer es conseguir una bola de algodón y luego preparar el alcohol. Cubra la bola de algodón con el alcohol generosamente. Frote esto en los guantes de cuero que desea suavizar.

Una vez que lo hayas aplicado, notarás que el material comienza a aflojarse. Repita los pasos hasta que el material de cuero absorba por completo más que suficiente alcohol. Lo siguiente que debes hacer es hacer uso de la vaselina. Simplemente aplíquelo en el material de cuero con los dedos.

Lo bueno de la vaselina es que mejora la suavidad del cuero en una sola aplicación. Lo mejor de esta solución es que no tiene un impacto importante en el color y la calidad del material de cuero.

Conclusión

Se mencionan solo algunas formas altamente efectivas de cómo suavizar los guantes de trabajo de cuero. Aparte de los remedios mencionados aquí, también puede acceder a una gran cantidad de productos comerciales disponibles para el trabajo. Entre sus opciones están los suavizantes y acondicionadores de cuero diseñados para hacer que los guantes de cuero sean flexibles y suaves.