Seleccionar página

El calzado de seguridad puede ser un tema amplio. A veces siento que puedo sentarme aquí y escribir sobre las botas de trabajo de seguridad durante los próximos cinco años, y el tema aún no terminará. Hoy en día, hay tantas marcas que resulta confuso elegir el calzado de seguridad adecuado para uno mismo. En los otros artículos, brindamos la información necesaria sobre cómo elegir los materiales, las propiedades y los tamaños correctos para las botas. Sabemos que ya es difícil, pero no se detiene ahí.

Las botas de trabajo vienen en dos estilos principales: sin cordones y con cordones. A primera vista, podrías pensar que no hay mucha diferencia entre los dos además de lo que se dice en sus nombres, con encaje y sin encaje. Sin embargo, una vez que profundice, encontrará el mundo de la diferencia entre las botas de trabajo sin cordones y con cordones.

En este artículo, haremos comparaciones sobre su nivel de seguridad, comodidad, instalación, mantenimiento y rendimiento. Conocer las diferencias ayudará a optimizar su potencial. Además, le proporcionaremos consejos para elegir los adecuados para sus necesidades. Sumérgete para obtener más detalles.

Botas de trabajo sin cordones vs con cordones: las similitudes

Antes de comparar estas botas, estas son algunas de sus similitudes:

  • Materiales: Ambos están hechos de materiales similares, como cuero, cuero sintético, caucho o tela.
  • Propósitos: El propósito final es apoyar y proteger sus pies contra pinchazos, objetos que caen, escombros, compresión, resbalones y caídas en lugares de trabajo peligrosos.
  • Características de seguridad: Ambos vienen en una variedad de opciones de seguridad como puntera, vástago de acero o compuesto, protección externa en el talón, resistencia al calor y al agua, etc.

Con eso en mente, echemos un vistazo más de cerca a sus diferencias para tomar la decisión más inteligente al comprar calzado de seguridad.

Botas de trabajo sin cordones y con cordones: las diferencias

1. Diseño

La característica más distintiva de estas botas es su diseño.

  • Las botas de trabajo sin cordones vienen sin cordones, como su nombre lo indica. Este estilo de bota le brinda la posibilidad de no perder el tiempo en ponérselos y quitárselos. Generalmente, el término pull-up implica botas a media pantorrilla, mientras que slip-on significa botas de cuello bajo que se ajustan alrededor del tobillo. A pesar del cuello levantado, las botas de trabajo pull-up para hombre son fáciles de poner y quitar como si fueran zapatos sin cordones.
  • Por otro lado, las botas con cordones vienen con cordones para garantizar el ajuste. El estilo con cordones se ve más profesional y flexible.

2. Seguridad

Como se mencionó anteriormente, estos dos estilos de botas tienen características de seguridad similares. Por ejemplo, un vástago de acero en la entresuela para evitar pinchazos, una puntera de acero para proteger los dedos de los pies contra la caída de objetos, una suela exterior antideslizante, etc. Estas características varían según el propósito final de las botas. Debe leer atentamente las etiquetas y descripciones de los productos para obtener más información.

Recuerde que, al final del día, la seguridad es la razón principal por la que usamos botas de trabajo. Además, aquí hay algunos puntos en los que difieren entre sí en términos de seguridad:

  • Slip-on: debido a que estos no vienen con cordones, el usuario no tiene ninguna posibilidad de tropezar debido a los cordones sueltos. La mayoría de las partes superiores de las zapatillas sin cordones son impermeables, por lo que los derrames de agua y químicos no pueden entrar en las botas a través de las partes superiores. Sin embargo, los zapatos sin cordones con punta de acero y cuello bajo suelen estar un poco sueltos alrededor del tobillo, lo que deja espacio para que entre la suciedad y el polvo.
  • Con cordones: por otro lado, las botas con cordones pueden abrazar el tobillo con fuerza gracias a los cordones. Para evitar que entren partículas diminutas en los zapatos a través de los ojales, los diseñadores agregan un kiltie debajo de los cordones. Este kiltie suele ser de materiales fuertes y resistentes a los productos químicos. Si desea usar cordones pero le preocupa que el polvo, la suciedad, los productos químicos o el agua entren fácilmente en los zapatos, sepa que siempre hay opciones para evitarlos.

Ambas botas cuentan con increíbles propiedades de protección, pero garantizan la seguridad cada vez que usa botas de trabajo al:

  • Atarse las botas con cuidado.
  • Usar medias bien ajustadas para sostener los pies.
  • Solo use botas que le queden bien y que no le causen rozaduras o ampollas en los pies.
  • Usar botas que ofrezcan las funciones de seguridad adecuadas para su trabajo.

3. Comodidad

Si eres como yo, siempre llegas tarde, sigue adelante y elige slip-ons para ahorrar tiempo. Además, estas botas son más convenientes para los lugares de trabajo, ya que requieren que se calce y se quite los zapatos con regularidad. Si es nuevo en el mundo del equipo de seguridad de trabajo pesado, usar botas de trabajo pesadas todo el día puede provocar dolor en las piernas. Los slip-ons son más fáciles de quitar cuando tienes un descanso en el trabajo.

De lo contrario, ambos estilos de botas ofrecen el mismo nivel de comodidad y conveniencia, siempre que tengan el tamaño y el diseño adecuados para usted.

4. Montaje

El ajuste es crucial cuando se trata de botas de trabajo. Antes de discutir las diferencias, así es como un par de botas de trabajo deben quedarte:

  • El talón: Cuando calzas botas nuevas, es normal sentir un poco de rigidez en el talón. Las botas nuevas se aflojarán después de unos cuantos usos. Dicho esto, los tacones de las botas viejas deben quedar bien ajustados y no causar que el talón se deslice.
  • Los dedos de los pies: cuando camina, los dedos de los pies deben tocar ligeramente los zapatos, no empujarlos.
  • El ancho y el empeine: El ancho y el empeine deben quedar ajustados a tus pies tanto con botas viejas como nuevas. Si los zapatos están sueltos, un lado de sus pies rozará constantemente contra la bota, lo que provocará ampollas.

Dado que las botas de trabajo son pesadas, gruesas y resistentes, usar el tamaño incorrecto puede provocar síntomas como lesiones por esfuerzo repetitivo o fascitis plantar. Por lo tanto, tómese su tiempo para asegurarse de que se ajusten correctamente. Así es como el ajuste de los slip-ons difiere de los cordones:

  • Slip-on: La naturaleza del cuero es estirarse con el tiempo. Después de mucho tiempo de uso, es posible que sus botas de trabajo sin cordones comiencen a aflojarse y ya no le queden bien. No significa que debas comprar botas nuevas de vez en cuando. En cambio, esto se puede resolver fácilmente usando calcetines gruesos, taloneras, almohadillas para los talones o insertando una plantilla dentro de las botas. Asegúrese del tamaño correcto cuando compre estos artículos de amortiguación.
  • Cordones: Tus cordones también se estirarán con el tiempo. Pero gracias a los cordones, todo lo que necesitas es apretarlos un poco más y listo.

5. Mantenimiento

Dado que las botas de trabajo entran en contacto con polvo, suciedad, grasa o incluso productos químicos todos los días, es importante limpiarlas y conservarlas bien. En términos de mantenimiento, ¿cuáles ganan?

Ambos son extremadamente duraderos y requieren técnicas similares para limpiar y conservar. Sin embargo, sin los cordones, los slip-on tardan menos en limpiarse. Mientras tanto, para limpiar las botas con cordones, debe quitar los cordones, lavar las botas y los cordones, secarlos y luego atar los zapatos, lo que puede ser un proceso relativamente largo.

6. Rendimiento

Realmente depende de sus propias actividades diarias para decir cuáles funcionan mejor. Los diseños de encaje ofrecen soporte para el tobillo, ya que los cordones ayudan a que la tela se ajuste al tobillo. Sin embargo, las botas de trabajo sin cordones no vienen con soporte para el tobillo. Si tienes problemas de salud relacionados con el tobillo, los cordones te quedarán mejor.

Aparte de eso, ambos estilos funcionan bien en muchas circunstancias.

Cuales te quedan mejor

Las botas de trabajo sin cordones, especialmente aquellas con cuello alto, son más adecuadas para trabajar en campos agrícolas como la agricultura o la jardinería. Es porque en condiciones húmedas y sucias, no hay posibilidad de que el agua, el polvo y la suciedad entren a través de los cordones y los ojales. Además, si su trabajo requiere lidiar con aceite y productos químicos con frecuencia, los zapatos sin cordones hacen un mejor trabajo para proteger sus pies de los derrames de líquidos. Mire este video sobre las 10 mejores botas de trabajo sin cordones si está interesado en este estilo de bota.

Por el contrario, las botas de trabajo con cordones brindan un mejor soporte y ajuste para el pie. Las personas que necesitan estar de pie durante horas, caminar largas distancias o transportar cargas pesadas con regularidad encontrarán que los zapatos con cordones son más cómodos y agradables. Además, los cordones encierran los tobillos por completo. Si trabaja con fragmentos como escombros de soldadura, vidrios rotos o madera fresada, un par de cordones evitará que estas partículas diminutas entren en los zapatos.

Conclusión

Ya sea que necesite botas para trabajar en sitios de construcción comercial, en plataformas petrolíferas o en el jardín, conocer las propiedades de sus diseños es fundamental. Recuerda que los fabricantes siempre tienen sus intenciones a la hora de crear un determinado diseño. Tanto los zapatos sin cordones como los de cordones cumplen muy bien su propósito una vez que se usan de la manera correcta.

Esperamos que esta comparación de botas de trabajo sin cordones y con cordones lo haya ayudado a tomar la decisión más inteligente al comprar botas de trabajo. Siéntase libre de dejar sus pensamientos en la sección de comentarios si tiene más preguntas. Nos pondremos en contacto con ellos tan pronto como podamos. ¡Espero verte entonces!